Follow by Email

lunes, 27 de octubre de 2014

Asexual meme



Aquí tenéis uno de los memes para asexuales más de moda hoy día. En el enlace que os adjunto podéis encontrar unos cuantos cakes más para que os divirtáis compartiéndolos.
Enjoy it !!   


viernes, 24 de octubre de 2014

La asexualidad, una orientación a menudo incomprendida

No son frígidos, no están enfermos, reprimidos o rotos.
Conocer al llamado “indicado” no va a cambiar nada.
Pero para personas como Sandra Mellott, las preguntas siguen surgiendo de amigos, familiares y seres queridos que podrían tener buenas intenciones pero no entienden qué se siente identificarse como asexual.
En una sociedad que históricamente se centra en parejas románticas y cada vez más es bombardeada por imágenes obscenas, las personas que no experimentan atracción sexual a menudo pueden sentirse aisladas, invisibles e incomprendidas. Pero ahora, una creciente cantidad de personas asexuales se unen en solidaridad y apoyo, al encontrar almas parecidas en una cultura donde “felices (y lujuriosos) para siempre” es la meta.
La mayoría de las personas probablemente no han escuchado la palabra “asexual” desde su clase de Biología en la preparatoria, donde se utilizaba para describir a plantas que se reproducen sin un segundo padre. Sin embargo, en lo que se refiere a las personas, el término puede abarcar una amplia gama de experiencias.
Lee: Falta de sexo, una de las consecuencias de la menopausia
En su raíz, la asexualidad es una orientación definida por la falta de atracción sexual a otras personas. Pero los humanos son criatura complicadas, y solo se deriva a partir de allí. Esto no se trata de celibato autoimpuesto. Las personas asexuales pueden identificarse como gay, heterosexuales, bisexuales o como ninguno de estos,
Algunas, como Mellott, son arománticas en varios grados y tienen poca o nada de atracción emocionalmente romántica a otras personas. Todavía pueden experimentar y desear lazos intensos de amistad, que les guste alguien o “squishes”; que Asexuality.org define como el equivalente platónico de un enamoramiento romántico.
Algunas tienen sentimientos románticos, pero están satisfechas con abrazos, tomarse de la mano y proximidad. Aun así otras experimentan grados altos y bajos y frecuencia de atracción, impulso y placer sexual, por lo tanto se encuentran en lo que se llama el espectro “gris-A”, dependiendo de las circunstancias y partes involucradas.
Un meme actual en línea en los círculos asexuales muestra que incluso si alguien no está interesado en el sexo, siempre hay pastel, ¿y a quién no le gusta eso? Imágenes de pasteles a menudo son utilizadas para recibir a nuevos miembros o para recompensar por varias victorias en la vida en línea y fuera de línea.
La comunidad tiene un fuerte sentido del humor y calidez; pero no siempre es recibida con un gran grado de comprensión por parte de las personas que desde el nacimiento creen que encontrar pareja es el fin de todo.
Mellott, una escritora y defensora en un refugio de Montana, Estados Unidos, siempre ha sabido que es asexual y aromántica, pero a menudo ha luchado para que las personas a su alrededor acepten eso como un hecho. A los cinco años tuvo a su primer novio, y se olvido rápidamente de él, al negarse a escribir un poema de amor que ambos acordaron intercambiar al día siguiente. A los 10 años, se preparó para preguntas de adultos que se planteaban si tenía un novio, y ensayaba la respuesta, “no quiero uno; simplemente no estoy interesada”.
A los 13 años, una búsqueda rápida en internet por el término “asexual” le confirmó que no estaba sola. A los 18 años, casualmente se lo dijo a una compañera que pensó que era “lo más genial” y a los 21, a un compañero que intentó “ayudarla” al sugerirle la masturbación.
A los 25 años, se lo dijo a su familia, confirmando lo que creía que probablemente ya sabían, y dejándoles saber que estaba en paz con eso. “Esta es una parte permanente de quién soy, y estoy orgullosa y confiada de eso”.
Mellott dice que su madre era amorosa y la apoyaba; y estaba completamente desconcertada.
"Entiende lo que digo pero no puede comprender cómo es posible”, dice Mellott. “Así que plantea este tipo de preguntas como ‘¿de verdad, nunca?’ que no son malvadas pero cansan, en su mayoría porque vienen de alguien a quien amas y solo quieres que te acepte y entienda sin todo este esfuerzo extra”.
Y luego están los hombres que la tratan como una conquista sexual potencial. “A veces creo que toman mi orientación como una especie de ataque persona y pueden volverse realmente hostiles por eso”, dice.
Megan Allen, quien trabaja como profesional de la salud en una ciudad afuera de Seattle, Estados Unidos, supo durante sus 21 años que es atracción sexual simplemente no era para ella. Se identifica como una asexual repulsiva; una persona para la cual la idea de contacto sexual es simplemente asquerosa.
"Todos esos fluidos corporales y estar en una posición tan vulnerable, y las enfermedades que podría causar es solo… eww”, dice.
No es mojigatería de su parte, ha hecho su debida diligencia en el asunto, incluso al punto de estar involucrada en una colonia nudista. Hubo una “prueba psicológica para probar que no estás allí por pervertido”, dice. “Así que lo he visto todo”.
Pero también supo desde temprano que algunas actividades simplemente no eran una opción para ella, y que eso podría limitar sus posibilidades de tener pareja. “Debido a mi indisposición completa a comprometerme con el sexo, estoy algo limitada en mis opciones de citas”, se percata.
Otros asexuales, las personas impotentes dispuestas a confinar sus encuentros sexuales a la autogratificación o una amante que Allen apruebe serían las única soluciones viables, dice.
"Obviamente, las últimas dos pondrían bastante tensión en cualquier relación”.
Pero es más abierta sobre sí misma en estos días que en el pasado; incluso teniendo una apuesta con varios familiares que no creen que su orientación sea definitiva. “Intenté discutirlo una vez con mi hermana y con mis padres”, dice Allen.
"Ambos hicieron apuestas conmigo de que cambiaría de opinión algún día. Lo escribí ambas veces, están en la caja fuerte de mi papá. Dentro de nueve años, será divertido recolectar los cien dólares”.
Y espera que para ese punto, las actitudes del público hacia las personas asexuales cambien. “Me gustaría que el público supiera que existimos y no estamos ‘enfermos’ o ‘mal’”, dice. “También me gustaría que la comunidad LGBTQ entendiera y nos aceptamos… estamos horriblemente aislados y somos muy poco conocidos”.
Tampoco permiten que se les vea como una patología. La Red de Visibilidad y Educación Asexual tiene una gran comunidad asexual en línea y un sitio de recursos, y actúa como una fuerza de aceptación y cambio social.
Cuando fueron consideradas las actualizaciones más recientes del Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales (DSM-5), un Grupo Laboral AVEN DSM presentó al comité de la Asociación Psiquiátrica Americana un documento de 75 páginas que contiene investigación médica en la que se concluía que los asexuales no deben ser incluidos bajo el diagnóstico de Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo. En su lugar, la asexualidad debe considerarse como una identidad en lugar de una disfunción.
Funcionó. En el DSM-5, un impulso sexual ausente o disminuido es considerado un trastorno o disfunción solo si causa estrés significativo para la persona; no si se autoidentifica como asexual.
Lee: La disfunción sexual también es para las mujeres 
Puede que esto no parezca como mucho al público en general, pero significa un mundo para las personas que pudieron pasar su vida sintiéndose marginados o avergonzados por no experimentar los sentimientos que son centrales para tantas costumbres de la sociedad.
Gray, un hombre de 29 años de Oregon, Estados Unidos que se identifica como “gris-A o grisexual”, siempre supo que no encajaba en los roles de citas que veía a su alrededor. Aunque se consideró heterosexual y tuvo relaciones románticas y sexuales con mujeres, después de una ruptura en particular, simplemente se sintió “diferente”.
"Mi ex orgullosamente afirmó que ‘me cortó’”, dice Gray. “Y algunos de mis supuestos amigos silenciosamente estuvieron de acuerdo”.
Indispuesto a conformarse con ese diagnóstico (y seguro de que no era gay, como algunos a su alrededor sugirieron) buscó respuestas. Las encontró en la forma de un video de YouTube sobre asexualidad que apareció por casualidad en su cuenta. Contactó a la persona que lo subió quien respondió todas sus preguntas y le dijo que la “sexualidad es algo que fluye y puede cambiar con el tiempo”.
Esta validación y aceptación es útil en tiempos difíciles, como cuando las personas tratan de convencerlo de que está en negación o confundido.
"Una mujer a la que le dije trató de convencerme de que en realidad no era asexual, sino que en realidad soy un físico mágico que no está atraído a nadie porque subconscientemente buscaba a la mujer a la que estoy destinado”, dice Gray. “Esto es esencialmente lo que muchos otros intentaron decirme: ‘no eres asexual, simplemente no has conocido a la indicada’. Solo esta mujer también me hizo ser Harry Potter”.
Ellie Carlin, una residente de 20 años de Ohio, Estados Unidos, que se identifica como asexual hetero-romántica, ve a internet como un catalista de este cambio. Se considera afortunada por encontrarse con AVEN a los 17 años y encontrar que no estaba sola, pero se percata de que asexuales mayores no tuvieron el beneficio de esta información y comunicación cuando crecieron.
“Antes del avance de la tecnología creo que muchos que ahora se identifican como asexuales sabían que eran diferentes de sus compañeros pero nunca se entendieron verdaderamente”, dice Carlin.
“Sin embargo, desde la fundación de AVEN y su sitio web, muchos asexuales se reunieron para entenderse mejor. Finalmente fue un lugar donde te percatabas de que no estabas solo, ni que eras raro”.
“Hay asexuales mayores en la comunidad. Descubrí que no se percataron de que eran asexuales hasta la existencia de internet. Muchos de ellos tuvieron experiencias sexuales e incluso tuvieron hijos. Parecían creer que algo estaba mal con ellos médicamente, o solo descubrieron que el sexo no era tan bueno como se anunciaba”, dice Carlin.
Los asexuales mayores dicen que comenzaron a encontrar autoaceptación y a compartir sus experiencias con jóvenes que comienzan a entender su identidad sexual.
Para la residente de Arkansas, Estados Unidos, de 32 años, Heather Runyan, ver sus experiencias reflejadas en otras personas; incluso en aquellos que nunca conocerá, logró que avanzara en su camino a sentirse normal. A los 30 años, escribió “asexual” en un motor de búsqueda y encontró AVEN. Fue un punto de cambio para ella.
"Durante mucho tiempo creí que me había desarrollado tardíamente”, dice Runyan. “Creía que debía sentir atracción, pero no la sentía, así que sentía que estaba rota. Cuando las personas me preguntaban, les decía que era feliz soltera y no sentía la necesidad de salir. En mi cabeza, a menudo me refería a mí misma como asexual, pero no me percataba de que era una orientación válida”. Ahora se identifica como asexual aromántica.
Runyan dice que fue afortunada de tener el apoyo de su familia, especialmente de su madre. Y una vez que le dijo a sus amigos sobre su orientación, dejaron ese tema.
"Nadie ha intentado organizarme una cita o siquiera insinuado que hay algo mal con mi deseo de estar soltera”, dice Runyan. “Me siento muy afortunada porque sé que muchas personas enfrentan presión para salir y casarse”.
Aun así, cree que el público podría ser más educado sobre los asexuales que viven entre ellos.
"Existimos. Eso puede sonar sencillo, pero muy a menudo cuando alguien dice que es asexual, la primer respuesta de otros es negarlo o cuestionarlo”, dice Runyan. “También envía el mensaje de que algo está mal con nosotros. No necesito ser arreglada o curada, soy asexual y eso está bien”.
Mellott concuerda. Hasta ahora en lo que respecta a ella, no importa si otras personas entienden completamente, siempre y cuando muestren respeto.
Como lo dijo en una publicación de Tumblr de 2013: “El punto es, no supongas algo, y no retes a las personas cuando no se comportan como esperas. En realidad, hay una linda playera asexual que resume todo esto: ‘Cuando dices que estoy confundido sobre mi sexualidad, lo que quieres decir es que estás confundido sobre mi sexualidad’. Y realmente, eso es para todas las sexualidades. Algo para reflexionar”.
Para los asexuales en todo el espectro, ese tipo de respeto en realidad se llevaría el pastel.
http://mexico.cnn.com/salud/2014/09/29/la-asexualidad-una-orientacion-a-menudo-incomprendida

martes, 30 de septiembre de 2014

¿Sexo y sexualidad significan lo mismo?

El sexo hace referencia al conjunto de características anatómicas y fisiológicas que hacen diferente al hombre de la mujer. La sexualidad se refiere a las características de comportamiento que hacen parte del género de la persona dentro de una cultura particular.

Definirse asexual en un mundo sexualizado 
Las personas que sienten atracción física escasa o nula hacia los demás, y quieren y pueden vivir sin sexo, se definen como asexuales. Estos evitan intercambiar fluidos ya que no sienten placer en la práctica sexual y expresan el amor sin necesidad de mantener relaciones sexuales. Su intimidad la expresan de una forma más platónica y se diferencian de quienes eligieron el celibato.  
 
El miedo a la diferencia 
 
Aunque en la actualidad hay mayor aceptación a tendencias sexuales diferentes a la heterosexualidad todavía se evidencian rechazos en muchos sectores. Hoy en día, para muchas personas mayores de 45 años es más difícil aceptar otras tendencias. a diferencia de las personas menores de cuarenta. En el contexto urbano existe más empatía pero debido a muchas décadas de considerar a las conductas homosexuales como anormales o pervertidas todavía existen personas con estas perspectivas.  
  
¿Hasta dónde es sano el sexo sin compromiso?
 
«Desde mi experiencia clínica he podido observar que a corto plazo se puede encontrar el placer buscado. No obstante, culturalmente hemos sido formados para la vinculación afectiva y es probable que exista culpa, tristeza e incluso ansiedad en el mediano plazo», asegura Camilo Arbeláez, especialista del Centro de Psicología Clínica Transformando Experiencias. Suele suceder que una de las personas involucradas en una relación sin compromiso no está convencida y lo permita por temor a perder al otro. Además establecer una relación sin compromiso por mutuo acuerdo no limita la posibilidad de generar sentimientos. El deseo de ser valorado y amado por otro es algo que venimos aprendiendo y al no conseguirlo sentimos una gran frustración. 
  
Los factores ambientales y la sexualidad

 
a. Los modelos de aprendizaje en los diferentes contextos sociales -padres, hermanos, familiares cercanos, pares y medios de comunicación- ejercen un papel modelador sobre las personas. A partir de lo que observamos en hombres y mujeres entendemos cuál es el rol masculino y femenino en la sociedad en la que nos desenvolvemos.
  
b. Las instrucciones que las personas ejercer sobre otros influyen en la expresión de nuestra sexualidad. Por ejemplo, una persona que creció en un contexto familiar machista, probablemente va a demostrar comportamientos machistas, ya sea hombre o mujer. 
  
c. Es probable que las conductas que son reforzadas o premiadas se repitan, mientras que las que son castigadas, se disminuyan. Por ejemplo, un hombre que reciba burlas u ofensas cuando le ayuda a las mujeres en temas domésticos, probablemente en una próxima ocasión permita que las mujeres se encarguen de todo.


sábado, 19 de julio de 2014

Entre tú y yo. La Asexualidad

Hola de nuevo queridos amigos y amigas, aquí os dejo la segunda entrega de nuestro programa esta vez dedicado a la asexualidad. Esperamos que os guste y que os animéis a participar escribiéndonos o enviando vuestros clips de audio a cary.kary2@gmail.com. Gracias y un sentido abrazo.
Descargar

lunes, 23 de junio de 2014

Entre tú y yo



Descargar mp3: P01 Entre tú y yo

Hola amigos y amigas. Este es el primer programa de los muchos que esperamos hacer para vosotros y con vosotros. En esta ocasión el tema es la Demisexualidad dado que es uno de los que más dudas suscita y sobre el que más me comentáis en este blog. 
Para hacernos llegar vuestros comentarios, así como para participar en próximos programas, podeis escribirnos o enviar vuestros clips de audio a: cary.kary2@gmail.com
Esperamos que sea de vuestro agrado.

miércoles, 4 de junio de 2014

Anorexia sexual

El sexo es una de las actividades humanas más naturales, se encuentra dentro del código genético como una forma de supervivencia, sirve como herramienta de conocimiento personal y se practica a placer por millones de personas en el mundo; pero, no todas sienten deseos de hacerlo.
Desde la década de los setenta, se comenzaron a realizar estudios en Europa y Estados Unidos sobre un sector de la población que poco a poco comenzaba a hacerse más notorio: aquéllos que padecían anorexia en su sexualidad.
Así se definió a la condición en la que las personas dejan de sentir deseo sexual o no lo desarrollan al igual que los demás. Asimismo, casi siempre llegan a sentir rechazo hacia cualquier tipo de contacto de tipo carnal.
De esta forma, el término «anorexia», que técnica y etimológicamente se define como “falta de apetito o deseo”, no sólo se aplicó en personas con pérdida o ausencia de apetito alimenticio, sino que también se adecuó a quienes tenían los mismos síntomas en el plano sexual.
NO ES ASEXUALIDAD
Gran parte de los especialistas coinciden en que el diagnóstico de la anorexia sexual no es sencillo, pues frecuentemente se le confunde con otros padecimientos físicos o psicológicos, que en realidad forman parte del cuadro de síntomas.
También es necesario aclarar que la anorexia sexual es diferente a estados como el celibato o la asexualidad, pues en el primer caso se trata de una determinación consciente (ya sea por cuestiones morales, religiosas o personales) y en el segundo de una orientación, esto según aclaran terapeutas y médicos especialistas.
Existen algunos puntos básicos que las personas sexualmente anoréxicas manifiestan normalmente, tales como un temor aparentemente inexplicable al contacto íntimo, distorsiones graves sobre el propio cuerpo y evasiones constantes a cualquier tema relacionado con la posibilidad de la intimidad, tanto en círculos sociales como en el plano de las parejas.
“Es un tema relativamente nuevo. En el ámbito profesional, sabemos que es más común de lo que se pensaba antes, y que se tiene que abordar el problema de una forma integral, es decir, valorar los aspectos de salud, antecedentes familiares y hasta la situación sentimental con la pareja. Todo eso nos podría brindar un diagnóstico más certero”, asegura el psicólogo Francisco Méndez.
El especialista indica que actualmente la anorexia sexual o «apatía sexual» (conocida popularmente), afecta a por lo menos el treinta por ciento de las mujeres del mundo en algún momento de sus vidas, mientras que en el caso de los hombres, la cifra ronda entre el quince y veinte por ciento.
En gran parte de los casos, el fenómeno se manifiesta en diversas edades sin algún patrón en específico, sin embargo, los rangos todavía son tema de discusión entre la comunidad médica y psicológica de todo el mundo.
‘QUIERO ESTAR SOLO’
Los motivos por los que este singular padecimiento aparece entre las personas, también son objeto de estudio desde hace varios años. No obstante, se sabe que entre los factores que favorecen su generación, se encuentran los episodios sexuales violentos, relaciones sentimentales negativas, traumas familiares e incluso aspectos como el entorno social.
Quien padece de anorexia sexual opta por evitar los encuentros sexuales a toda costa, poniendo pretextos a la pareja, cambiando de habitación o hasta adoptando una actitud defensiva si es que se trata de penetrar en el espacio personal. Es preciso recordar que los afectados tendrán en la mayoría de los casos una mentalidad cerrada e inflexible.
También, se tiende a descuidar el aspecto personal de manera intencional, se evita el aseo diario y las salidas a sitios públicos se vuelven menos frecuentes, esto por temor a que alguna nueva persona pueda mostrar interés en acercarse y entablar nuevas relaciones. Al final siempre se buscará la soledad.
Las pláticas, chistes o hasta anuncios comerciales de contenido sexual, por mínimos que sean, representarán un ataque contra el estado de ánimo del anoréxico sexual: el entorno ejercerá de esta forma una presión importante.
“Los efectos de este padecimiento son tan reales que, en el caso de las mujeres, la penetración se vuelve casi imposible, causa dolor y molestia; hasta los besos son vistos con repulsión. En el caso de los hombres, los nervios y el miedo se hacen presentes de una manera fuerte; simplemente no hay deseo sexual, no existe”, asegura Francisco Méndez.
¿SOLUCIONES?
Una vez que se ha identificado algún síntoma de la anorexia sexual en algún familiar, se le debe de canalizar con un especialista cuanto antes, pues el rechazo social y la presión del mismo padecimiento, pueden hacer más graves algunos aspectos como la depresión o la ansiedad, generando mayores complicaciones.
Romper los círculos de tensión con meditaciones, retiros espirituales, viajes de vacaciones o terapias alternativas, pueden servir como auxiliares al tratamiento profesional de la anorexia sexual en casos moderados, pero cuando la persona ha sido abusada y cuenta con traumas importantes, será solamente una terapia médica o psicológica la que pueda apoyar a la persona afectada.
Más allá del papel de la familia, la pareja y las amistades, la voluntad propia de terminar con la anorexia sexual será determinante en el proceso de terapia, aunque una “cura total e inmediata” sea imposible, sí existen maneras de recobrar la calidad de vida y recuperar gran parte del deseo perdido a la hora de ir a la cama y tratar de tener intimidad.
Fuente: www.elsiglodedurango.com.mx
http://eju.tv/2014/05/anorexia-sexual/

domingo, 18 de mayo de 2014

No me gusta el sexo

Aquí os dejo una nueva entrevista radiofónica de Lucía Lietsi para La 1260 de México. Fortuna Dichi nos habla de sexo y entrevista a Lucía sobre su novela. Espero que os resulte tan interesante como a mí.
pincha aquí